Terapia de grupo en adicciones

En AGRAJER, basamos nuestro tratamiento en un sistema de autoayuda y ayuda mutua. Ofrecemos a nuestros pacientes la posibilidad de entrar a formar parte de un grupo en el que todos los integrantes han atravesado o están atravesando un problema de adicción. Este tipo de terapia grupal en el tratamiento de adicciones es uno de los que mejores resultados ofrece para la rehabilitación.

Cuando un nuevo paciente acude a nuestro centro, se siente muy perdido. Es posible que aún no sea consciente de la gravedad de su situación, que no identifique los síntomas, que sienta que lo que a él/ella le pasa no le ocurre a nadie más… Por otro lado, la sociedad sigue sin llegar a entender del todo cómo las adicciones suponen un problema psicológico en el que la persona necesita ayuda, y aún existen muchos mitos acerca de los que padecen este trastorno.

Uno de los primeros objetivos del grupo es el promover que la persona se sienta integrada e identificada con sus compañeros/as. El nuevo paciente pierde el miedo a expresar sus miedos y emociones y comienza a abrirse porque sabe que no va a ser juzgado y porque esto le va a servir para verse reflejado en los demás. El paciente pasa a sentirse comprendido y aceptado, y va interiorizando la idea de que “si otros han podido salir de esto, yo también puedo”. Por este motivo, la terapia de grupo ayuda a salir al adicto de su aislamiento, sentimientos de soledad y falta de apoyo.

En AGRAJER utilizamos este sistema apoyado con la intervención de profesionales del campo de la psicología y el trabajo social, dando así al conjunto un abordaje de tratamiento amplio y riguroso. El grupo ayuda a que la persona vaya aprendiendo de los avances de sus compañeros y pueda poner en práctica nuevas estrategias para mejorar su vida y salir del proceso adictivo. El formar parte del mismo facilita el compromiso individual y se comprueba que las tasas de abstinencia son más elevadas en pacientes que han realizado una terapia con esta orientación

En nuestro centro contamos con cinco tipos de grupos de autoayuda y ayuda-mutua con objetivos distintos para cada uno de los niveles de tratamiento. Los monitores que los moderan son jugadores rehabilitados y familiares de jugadores que han sido formados a través de una serie de cursos, con el objetivo de poder dirigir los grupos de un modo profesionalizado y eficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *