Los peligros de Internet y las redes sociales

La adolescencia es una etapa crítica del desarrollo en la que predominan los sentimientos de confusión debido a todos los cambios que se experimentan, tanto a nivel físico como emocional, dado que es el momento en el que se comienza a consolidar la propia identidad personal. Es un periodo que suele caracterizarse por una fuerte ansiedad, inseguridad y posibles sentimientos de vacío.

En la adolescencia, la necesidad de establecer relaciones con los iguales y la búsqueda de la sensación de pertenencia a un grupo son muy importantes para un correcto desarrollo, e Internet ofrece un buen escenario facilitador. Los estudiantes utilizan sobre todo aplicaciones destinadas a la comunicación (chats, facebook…)

También es en esta etapa en la que comienzan a establecerse las primeras relaciones amorosas y la red proporciona un entorno ideal para estas interacciones, sobre todo en aquellos jóvenes más tímidos o con baja confianza en sí mismos.

Por otro lado, Internet ofrece ciertas ventajas muy atractivas para los adolescentes, tales como la velocidad y la gran cantidad de información disponible, junto con una amplia gama de servicios de entretenimiento (compras on-line, descarga de películas, series y música, juegos, apuestas deportivas…) A esto se le añade el anonimato y la disponibilidad gratuita y completa 24 horas.

Las aplicaciones que tienen una mayor probabilidad de causar dependencia son los chats, las redes sociales y los juegos de rol on-line. Estas aplicaciones permiten la comunicación mediante el juego de identidades y, en muchos casos, la disociación con las consecuencias de la vida real. La red permite que el sujeto se reinvente a sí mismo, adoptando otras identidades y creando otro mundo alternativo contando con la protección del anonimato.

Los adolescentes que usan las nuevas tecnologías están expuestos a problemas de varios tipos:

– Posibilidad de desarrollar conductas adictivas o de abuso (adicción a videojuegos online, compras por Internet, apuestas deportivas, póquer online, etc.)

– Acceso a contenidos inapropiados: información perjudicial sobre anorexia y bulimia, pornografía, grupos radicales, sectas…

Cyberacoso entre iguales: maltrato psicológico a compañeros mediante las redes sociales (insultos, burlas, desprestigio, difusión de fotografías comprometedoras, expansión de rumores, suplantación de la identidad, manipulación de fotos…)

Cyberacoso sexual: aproximación de un adulto a u menor a través de las redes sociales con el objetivo de obtener algún beneficio sexual (concertar una cita o recibir fotografías pornográficas del menor) a través de chantaje.

Pérdida de intimidad: riesgo de crear identidades falsas, exhibición de la esfera privada, alardeos…

Comisión de delitos: acceder a cuentas de otros usuarios sin su consentimiento, colgar fotos que vulneren la intimidad, hacer apología de conductas ilegales, publicar comentarios amenazantes.

2 Comments

  1. Pingback: Consejos para padres sobre Internet | AGRAJER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *