Consecuencias de la Adicción al Tarot

          Tal y como vimos en un antiguo post Adicción al Tarot, ésta no está catalogada como tal, pero quienes trabajamos con personas con adicciones sin sustancia observamos que se dan síntomas semejantes con otras adicciones. La persona con este problema, genera una dependencia hacia los consejos que les puedan dar tarotistas, buscando en ellos orientación para tomar determinadas decisiones en su vida, creyendo que existen soluciones rápidas e inmediatas a estos y aliviando con ese asesoramiento externo el sentimiento de inseguridad e incapacidad que les produce no saber resolver dichos problemas por si mismos o mismas. Las consecuencias de la adicción al Tarot son múltiples:

    Personales:

  • Pérdida de la toma de decisiones y capacidad de resolución de problemas.
  • Introversión y aislamiento.
  • Alteraciones de la alimentación, sueño, higiene o cuidado personal.
  • Cambios de humor, irritabilidad, depresión, ansiedad, vergüenza y culpa.
  • Baja autoestima siendo alta la sensación incapacidad para tomar las riendas de su vida.
  • Abandono de actividades y  hobbies de los que se disfrutaba anteriormente.

Entorno familiar, social y de pareja:

  • Uso de la familia, pareja y amigos, para pagar préstamos o pagos de recibos sin que su entorno tenga un conocimiento real de la situación.
  • Pérdida del ocio en familia, con amigos o la pareja por el coste económico.
  • Se miente y oculta el uso que se está haciendo de las consultas al Tarot.
  • Conflictos habituales y falta de confianza en las relaciones.
  • Desatención a las relaciones familiares, sociales y de pareja.
  • Desatención a responsabilidades, hijos o personas mayores a su cargo.
  • Aislamiento de su ámbito social y creación de círculos sociales nuevos afines a la actividad de Tarot.

Laboral/ Académico:

  • Disminución del rendimiento dada la falta de atención y concentración.
  • Despido o pérdida del trabajo así como absentismo académico o pérdida de oportunidades académicas y laborales.
  • Disminución de la calidad de las relaciones a nivel académico y laboral.

Económicos y legales:

  • Deudas.
  • Problemas legales con bancos u otras entidades por no poder hacer frente a las deudas.
  • Cometer actos ilegales (coger dinero o vender objetos y/o propiedades sin consentimiento, falsificar firmas, hurtos, etc.)ç

          Si te has sentido identificado o identificada con lo que te comentamos en este post, ponte en contacto con nosotros en el teléfono 958489293 (horario de mañanas de 10.00 a 14.00 y de tardes de 17:00 a 22.00) para que podamos ofrecerte ayuda acorde a tus necesidades individuales. ¡Este problema tiene solución!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *