Carta de una psicóloga en prácticas

Hola a todos y a todas;

Quiero empezar esta carta contando que decidí empezar la carrera de Psicología porque me entusiasma la idea de poder ayudar a los demás. Pero esto es una tarea complicada y a veces puede llegar a ser frustrante, ya que cada persona es única y no todas quieren recibir ayuda a pesar de tener un problema.

Decidí hacer las prácticas en AGRAJER porque el juego es un tema que durante la carrera se ha tocado muy por encima. Entonces me parecía interesante ver esa parte de las adicciones, ya que únicamente se indaga en las drogas y alcohol, y no tanto en las adicciones sin sustancia.

Al llegar a AGRAJER, me impactó todo lo que puede llegar afectar el juego. Porque yo sabía que podía llegar a ser una enfermedad, pero no de ese calibre. A partir de estas prácticas me he llegado a sensibilizar respecto al juego.

Estas prácticas me han aportado mucho, no solamente a nivel laboral, sino también a nivel personal. Nunca olvidaré el primer día que entré a un grupo, escuchar los testimonios de cada uno me hizo abrir los ojos y ver la realidad sobre lo que conlleva esta enfermedad, cómo puede ser la desconfianza, preocupación, etc. Aspectos que cuesta asociar con algo que puede llegar a resultar inofensivo de primeras, como es el juego.

Hay muchas personas a las que agradecer este tiempo en AGRAJER, porque me habéis hecho partícipes en vuestro tratamiento y habéis hecho que me resulte muy fácil integrarme. Es de agradecer a cada uno de vosotros que habéis permitido que esté en las citas con vosotros, ya que es un lugar donde se “sacan los trapos sucios”, y ver a una persona nueva puede llegar a ser cortante.

Marta y Paloma son las dos personas a las que agradezco de corazón todo aquello que me han llegado a aportar. Ellas han sabido tratarme como una más en la asociación. Aunque a la primera que hay que agradecerle todo lo que me ha enseñado es a Marta, ella me ha resuelto muchas de las dudas existenciales que tiene un alumno de prácticas. Ha hecho que estas prácticas me aporten muchas herramientas para mi futuro, porque me ha implicado en todas las áreas de la psicología, algunas mejores y otras peores, pero todo forma parte del trabajo del psicólogo.

No quiero despedirme sin antes recordar a todos y todas aquellas que creéis tener un problema con el juego o un familiar que pensáis que se pueda ver involucrado en ello. Que aquí tenéis un lugar para vosotros, que no estáis solos y que aquí en AGRAJER os van a dar la ayuda que necesitáis. El camino de la rehabilitación puede llegar a ser duro, pero la recompensa de haberlo logrado merece la pena intentarlo.

GRACIAS POR ESTA GRANDÍSIMA EXPERIENCIA.
Aquí me tendréis para lo que necesitéis,
Alicia Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *