Carta de un trabajador social en prácticas

Hola a todos y todas.

Soy Urbano Santiago y escribo esta carta al finalizar mi periodo de prácticas durante seis meses como trabajador social en esta asociación, AGRAJER.

Al principio de elegir este centro para realizar mis prácticas, no tener tanta incertidumbre como ganas fue inevitable por la sencilla razón de que el juego patológico era una temática desconocida para mí y apenas tratada a lo largo de mi carrera universitaria.

Mi visión respecto a esta problemática, antes de conocerla, no tiene nada que ver con la actual. Ahora sí sé las graves consecuencias, en todos los aspectos, que genera esta adicción tanto para el jugador/jugadora como para sus familiares.

Supongo que no es fácil acoger a un alumno de prácticas, por ese proceso de transmitir el aprendizaje que supone. Al igual que no lo será para los usuarios el encontrar a una persona nueva en el despacho donde el ser sinceros es lo fundamental.

Sin embargo, me he sentido plenamente acogido e integrado por todos vosotros. Por tanto, me gustaría que estas palabras sirvan para agradecer, además de todos los conocimientos que he podido adquirir, el trato inmejorable que he recibido por parte de todos los que formáis esta asociación.

Gracias a todos y cada uno de los usuarios con los que he tenido trato. No solo por dejarme aprender de vosotros sino también por integrarme y hacerme partícipes de vuestro tratamiento. Si se quiere, se puede. Y vosotros sois un ejemplo de ello.

Marta, psicóloga de AGRAJER, Junta Directiva (Inma, Paco, Silvia y Francis) y demás terapeutas: todos vosotros, sin duda, me habéis ayudado en mi aprenizaje, integración, participación y a sentirme cómodo y aceptado en esta asociación, aspecto que os agradezco profundamente.

Y como no dar las gracias a Paloma, la trabajadora social del centro con la que he estado codo con codo durante todos estos meses. Gracias por tu esfuerzo por enseñarme y por hacer sentirme útil. No solo he podido aprender sobre el juego patológico, sino también sobre el trabajo en equipo y el Trabajo Social en general. Gracias a ti he reafirmado mi pasión por esta disciplina tan necesaria.

Sin duda alguna, las prácticas es lo más esperado de toda la carrera y, gracias a todos los que he conocido a lo largo de este maravilloso camino, puedo decir que han sido muy enriquecedoras, tanto a nivel profesional como personal. Estoy muy orgulloso de haber podido aportar mi granito de arena en la gran labor que esta asociación hace cada día.

Espero también que esto sirva para animar a iniciar tratamiento a aquellas personas que, sabiendo que tienen este problema, no se deciden a hacerlo. Si todos los usuarios piensan que su mejor decisión fue ésa, no tiene que ser casualidad.

Sin más, ¡GRACIAS y hasta pronto, AGRAJER!
Siempre a vuestra disposición: Urbano Santiago.
Granada, mayo de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *