Adicción al juego online

En la actualidad, el problema de los juegos de azar online va en aumento,  considerándose,  la segunda causa más frecuente de ludopatía. . En Agrajer, el porcentaje de personas que han acudido a tratamiento a lo largo del año 2018, pone de manifiesto, que  aunque las  maquinas tragaperras continúan siendo el tipo de juego a la cabeza de la demanda, le siguen con fuerza la ruleta online y las apuestas deportivas.

Esta modalidad de juego, no solo está incrementando los casos de ludopatía, si no que está provocando cambios en el perfil de los jugadores, siendo ya una alarma social entre los jóvenes de entre 18 y 25 años y entre los menores de edad,  debido no solo a la tentativa de ganar dinero fácil, si no, al dominio que presentan ante las nuevas tecnologías, proporcionándoles una falsa sensación de control que les lleva a asumir cada vez más riesgos en sus apuestas.

En este artículo, queremos hablaros de algunas características que hacen que el juego online genere adicción con mayor rapidez que el juego tradicional. El juego online facilita que el jugador obtenga confidencialidad, preservando así su imagen social. Los jugadores online perciben erróneamente su comportamiento como inofensivo e inocente frente a la imagen social negativa que se extiende a aquellos que juegan a las máquinas u otros juegos en un salón de manera presencial.  Les permite quedarse en el anonimato, dando invisibilidad a su conducta de juego.

La accesibilidad y disponibilidad,  es mucho mayor. Estamos rodeados de aparatos electrónicos mediante los cuales conectarnos a la red, en cualquier momento a cualquier hora. Por ejemplo un bar puede cerrar sus puertas y de esa manera se impide el juego a la máquina, pero con el juego online se puede jugar las 24 horas del día los 365 días al año. Además se puede hacer uso del propio  dinero de forma inmediata sin dificultades, así como el uso de dinero gratuito para iniciar las apuestas, ofertado por las propias casas de apuestas.

También en el juego online destaca la comodidad,  permite llevar a cabo dos actividades simultáneamente,  como en el caso de las apuestas deportivas, o bien, no tener que hacer ningún esfuerzo, como ir a sacar dinero, salir de casa, etc. Esto hace más difícil que la persona  detecte una pérdida de interés en otras aficiones o una falta de implicación en otras áreas de su vida.

El uso del móvil u otros dispositivos electrónicos de manera frecuente e incluso excesiva, es una conducta muy extendida y aceptada a nivel social, dificultando que se perciba con claridad cuándo su uso es problemático, por lo que si vemos a nuestra pareja usando mucho el móvil, podemos tender a minimizarlo porque muchos lo hacen, así como por cuestiones de privacidad, no indagamos en qué se hace cuando se está conectado.

Otra de las características  importantes, es que la iniciación al juego online se realiza a edades cada vez más tempranas, momento evolutivo donde existe mayor vulnerabilidad psicológica, así como mayor tendencia a la impulsividad, lo que incrementa el riesgo de desarrollar adicción al juego y de que la evolución de ésta sea menos favorable. En ello influyen muchos factores, entre otros,  a nivel social, la proliferación masiva de locales y su localización, muy cercana a centros educativos, la inversión publicitaria de las casas de apuestas, que además hacen uso de la imagen de famosos ídolos de los jóvenes para estimular la conducta de juego, el bombardeo de anuncios referentes al juego sin regularidad horaria, etc.  Además toda esta influencia social, permite que se de normalidad a la conducta de juego,  que se establezca como una actividad de moda, entre los jóvenes y no tan jóvenes, haciendo ocultos los peligros que guarda y dificultando así, la toma de conciencia del problema.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *